Mara Sánchez Llorens en el Foro Iberoamericano de Ciudades

16996983332_1283ac3fc0_oHablo de la ciudad, novedad de hoy y ruina de pasado mañana, enterrada y resucitada cada día, convidada en calles, plazas, autobuses, taxis, cines, (…) inacabable como una galaxia, la ciudad que nos sueña a todos y que todos hacemos y deshacemos y rehacemos mientras soñamos… —Octavio Paz[i], 1987

Estas palabras que nos redescubren diariamente la ciudad contemporánea Iberoamericana animada por un dinamismo a la medida de sus millones de habitantes[ii], son también un manifiesto de futuro. Iberoamérica debe renovarse recuperando una triple identidad que estuvo presente en muchas de sus latitudes urbanas: el respeto por el medioambiente, el aprovechamiento de los recursos[iii] y la participación creadora.

1/ Un punto de partida interesante son las Ciudades Universitarias Iberoamericanas como la de México que fue una experiencia innovadora participativa de arquitectos, artistas, gestores y usuarios. El resultado fue una integración paisajística que redirigió el crecimiento de la capital de entonces y se convirtió en nuevo soporte artístico territorial y reserva ecológica. En la ciudad deben aliarse de nuevo los espacios públicos y la naturaleza. Es imprescindible que Iberoamérica rescate caminos y herramientas urbanas que convirtieron sus metrópolis en contextos diversos, cosmopolitas y pioneros, tal y como demostró la exposición «Latin American Architecture since 1945» en la que Henry Russell Hitchcock[iv] catalogó el patrimonio moderno latinoamericano. Actualizar el inventario de dicho patrimonio es una tarea urgente. El cómo realizarlo es el primer objetivo propuesto para esta ponencia.

2/ Reconocida la herencia urbana, proponemos reciclar dicho patrimonio a través de nuevos modelos participativos de gestión de la ciudad y nuevos compromisos ciudadanos[v]. La investigación favorece la práctica eficaz, por ello expondremos algunas referencias que ya han inspirado operaciones urbanas en Madrid y en otras ciudades del norte de Europa. Ente otros el Servicio Social del Comercio de Brasil; concretamente el SESC[vi] Pompéia[vii] de São Paulo, de gestión privada y uso público. Pompéia recicló a través de una arquitectura de mínimos recursos un área fabril del noroeste de la ciudad mejorando los valores culturales, paisajísticos y ambientales de la colonia en la que se encuentra. La participación vecinal en su creación estuvo bien gestionada lo que garantizó un sólido proyecto cultural y educativo para la cohesión social. Allí el ciudadano no es un mero espectador.

La gente tiene que sentir que forma parte de la ciudad para amarla. Lo que se cuida es más sostenible. Proponemos transponer este modelo colaborativo a otras ciudades iberoamericanas en general y mexicanas en particular. El cómo crear esta nueva cultura del reciclaje urbano sostenible es un segundo objetivo de esta charla.

Rescatar aquella triple identidad ecológica apuntada al comenzar esta propuesta —respeto por el medioambiente, por los recursos y por los usuarios— depende en gran medida de cómo se transformen las metrópolis iberoamericanas existentes. La Ciudad Futura no es una imagen idealizada, inexistente, no es una hoja en blanco, sino que es la ciudad actual y nuestra capacidad de transformarla.

[i] Publicados en 1987, Árbol adentro, Barcelona, Seix Barral [Gruzinski, Serge. «La ciudad de México: una historia», México: FCE, 2004]

[ii] En 2011 las áreas metropolitanas más pobladas de Iberoamérica —más de 1 millón de habitantes— ascienden a 65 y la suma de sus poblaciones es de 203.041.971, siendo Ciudad de México la más poblada de ellas con 20.116.000 habitantes y un área de 7854 km².

[iii] México, 1931 -en la Primera Asamblea Nacional que la Sociedad de Arquitectos Mexicanos (SAM)- Narciso Bassols, secretario de Educación mexicano, define con estas palabras el funcionalismo: “… el funcionalismo está en los lugares en los que no se desperdicia ni un metro de terreno, ni el valor de un peso, ni un rayo de sol” — Ramón Vargas Salguero, 1994.

[iv] Exposición celebrada en 1955 en el MoMA de Nueva York.

[v] Como los de los empresariados lugareños —algo que ya sucede en el mundo de la cultura y el arte. Para ello se ha necesitado modificar y/o desarrollar leyes de mecenazgo nacionales.

[vi] SESC: Servicio Social del Comercio. Brasil cuenta con 32 unidades en el Estado de São Paulo.

[vii] Proyecto realizado por la arquitecta italo-brasileña Lina Bo Bardi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: