Two Houses for a Bridge

The small bridge is at the begining a simple way of infringement of the so-called functionality (or its literalness) as Mimetic impulse pointing direct to reconciliation… denying the idea of the perfect… (Vekstein, 2001)
Imagen2 Las dos Fridas, Frida Kahlo, 1939

El pequeño puente postula pues en principio, aunque de manera simple, la violación de la supuesta funcionalidad (o su literalidad), como impulso mimético que apunta directo a la reconciliación… desmintiendo la idea de lo perfecto… (Verskein, 2001)

Las casas gemelas de Juan O´Gorman para Diego Rivera y Frida Kahlo. El conjunto arquitectónico que conforman las casa- estudio de Frida Kahlo y Diego Rivera fue realizado por el arquitecto mexicano Juan O´Gorman entre 1930-1932 y recoge la interpretación del funcionalismo en la arquitectura mexicana. La Arquitectura del siglo XX ha sido, quizá, en el caso de México la manifestación más rica y fascinante, fiel espejo de pasiones, contradicciones y hallazgos de un país en búsqueda de identidad y que trata de acercarse a la modernidad, modernidad que le había resultado inaccesible por mucho tiempo (NOTA 1). Diego Rivera y Frida Kahlo son hitos culturales de este siglo, especialmente en México. Al hacer Diego, el encargo a Juan O’Gorman se convertía en el primer cliente de una casa moderna en México. Estaban realizando una vivienda determinante: Nacía la arquitectura Moderna en Latinoamérica. Conocidas como las Casas Gemelas, éstas tienen una gran carga simbólica, como todo lo que rodea a la vida de Diego Rivera y Frida Kahlo: una contradicción y un universo del surrealismo: escándalos lejanos a la sociedad mexicana de los años posteriores a la Revolución. Las casas gemelas de Frida Kahlo y Diego Rivera las encontramos en la esquina de Palmas y Diego Rivera, en la colonia Altavista, San Ángel. Esta zona residencial, que en la actualidad está limitada para gente de muy alto poder adquisitivo. Podríamos hablar de un revés del destino ya que Diego y Frida detestaban a la gente adinerada pero realmente el “comunista” Diego Rivera (todos así le llamaban) nunca renunció a vivir como lo hacían los capitalistas que en los ’30 nacían en México por un lado se iba a vivir a una zona aparentemente descuidada, pues como vemos en la portada aún las calles eran de tierra, pero por otro lado daba un guiño a la hacienda que tenía enfrente, la Hacienda Altavista. El funcionalismo como análisis de las nuevas necesidades de la vida moderna es un punto de partida propio de este momento, pero debe tenerse en cuenta que la vida no se parece en todas culturas, las costumbres, las religiones, los climas… afortunadamente. Así la nueva arquitectura no debió alejarse de este análisis. ¿Cual fue el precio de la Modernidad? ¿ Dónde dejamos nuestras tradiciones?. O’Gorman responde de manera contundente con estas viviendas. Estas viviendas pueden parecer en un primer acercamiento una aplicación directa de los principios de Le Corbusier, pero son ÚNICAS. Con esta crítica trataré de demostrar que Juan O’Gorman supera a Le Corbusier en las mismas fechas y proyecta unas viviendas excepcionales a nivel internacional, con una arquitectura moderna y de clara identidad cultural (lo que se llamará regionalismo crítico olvida este primer ejemplo).

  • Son más que máquinas para habitar, son MÁQUINAS DE LUZ de una precisión extraordinaria. Trajes de “Alta costura” para dos artistas que emergen después de la dura Revolución.A partir del funcionalismo obtiene un sistema económicamente eficaz y de posible  institucionalización. Suponen una gran innovación, especialmente por el contexto histórico- social en que se realizan:
    • Por primera vez se utiliza en México el lenguaje artístico del cubismo abstracto. Abandona todo lenguaje historicista y cargado de adornos.
    • Descubre sistemas constructivos como las losas aligeradas, parasoles…
    • Aplica por primera vez el Hormigón armado, en México en uso doméstico.
    • Combina muros de cristal y muros macizos.
  • Reflejan la compleja PERSONALIDAD de sus dueños, Frida y Diego.
  • Se realizan en México, un país históricamente aislado de la Modernidad y muy desolado.

Las primeras memorias de mi infancia están relacionadas con un rancho que tenía mi familia en las proximidades de Mazamitla. Era un pueblo rodeado de montañas y formado por casas que tenían el techo de teja e inmensos aleros, para proteger a los habitantes de las inmensas lluvias que hay en esta región. En este pueblo el sistema de distribución de agua era a base de troncos ahuecados en forma de canales, a su vez sostenidos por horquetas de palo, a una altura de cinco metros por encima de los techos. Este acueducto cruzaba todo el pueblo y alcanzaba los patios, donde había grandes fuentes de piedra para recibir el agua. Los troncos acanalados estaban cubiertos de musgo y obviamente dejaban escapar el agua, la cual escurría por toda la ciudad, lo cual le daba al pueblo un ambiente y un aire mágico… (Luis Barragán 1976. Extracto de las conversaciones con Emilio Ambasz.)

Ante su gran reto, búsqueda de IDENTIDAD CON ESPÍRITU MODERNO, O’Gorman responde con alusiones sutiles y contrarias incorporadas. Juan O´Gorman, México (Coyoacán 1905- Pedregal 1982) Juan O´Gorman representa las diversas interpretaciones, enfrentadas, del pintor, arquitecto y humanista comprometido con su sociedad del siglo XX. Se convierte en el gran conciliador del mundo del arte y el mundo de la tecnología. Estudia en México. En sus últimos años de carrera se introduce en el mundo de la pintura (realiza unos frisos en una pulquería y un mural en una biblioteca pública…), esto determinará su posición ante la arquitectura. Conocemos su juventud gracias a su autobiografía. Nos habla de muchas influencias: sus padres con enfoques contradictorios, su madre conservadora-cristiana y su padre progresista-protestante. Compañero en la Escuela San Carlos de Frida se acerca a la izquierda a través de su admiración por Diego Rivera. Desde la Universidad adopta una postura de rechazo hacia el academicismo que marcó el régimen dictatorial de Porfirio Díaz. Juan O’Gorman se destacó por ser uno de los alumnos inconformes, que iban con la vanguardia. Muchos años más tarde se ha podido entender el hito que marcó en la arquitectura. Inicia con Juan Legarreta y Álvaro Aburto una “interpretación” del funcionalismo con un enfoque ideológico socialista.

  • 1929 realiza la primera obra funcionalista de México, una casa para su padre el pintor Cecil O’Gorman, situada en la avenida Palmas nº81. El programa era básico- cochera y baño de servicio en planta baja; cocina, estancia- estudio con chimenea y alcoba en planta alta. Uno de los detalles sobresalientes es la escalera helicoidal, elemento del lenguaje arquitectónico de O’Gorman en esa primera etapa. Diego Rivera conoce la casa para Cecil invitado por su autor , no sólo le pareció interesante, sino que afirmó que era estéticamente bella. Convencido así al muralista guanajuatense para que le encargara su vivienda- estudio en este concepto, Diego inventa toda una la teoría de que “… la arquitectura realizada por el procedimiento estricto del funcionalismo más científico es también obra de arte y puesto que por el máximo de eficiencia y mínimo de costo se podrían realizar con el mismo esfuerzo mayor número de construcciones, es de enorme importancia para la reconstrucción rápida de nuestro México…”

 Así los puntos de partida para la arquitectura de O’Gorman van a ser: Satisfacción de las necesidades funcionales y el máximo aprovechamiento de los recursos económicos. Este concepto lo desarrollaría también para masas. En principio, renunció a la definición dada por Le Corbusier para explicar la arquitectura como un arte, inclinándose más hacia un tratamiento técnico. Sin embargo, aunque Juan O’Gorman decían que trataba de hacer proyectos feos, no lo conseguía. (Otros arquitectos que trataron de dar soluciones arquitectónicas cuantitativas y no cualitativas apartándose de la estética sí consiguieron edificios “feos”). “…ser lo más fiel a la necesidad humana de albergue, aplicar los sistemas constructivos modernos a la arquitectura y aprovechar las condiciones climáticas del lugar”

  • 1930 proyecta la vivienda- estudio para Diego Rivera y Frida Kahlo situada en la calle Diego Rivera (antes Palmas) nº2 esquina con la calle Altavista. Estas viviendas las realiza con un costo por metro cuadrado no superior al correspondiente a una construcción digna para el pueblo y esto resultó muy atractivo para sus dueños.
  • Realiza obras con cierto compromiso social: sindicatos, viviendas para periodistas, institutos públicos bajo las premisas de lógica + economía. Propone la estandarización en la construcción (NOTA 2)
  • 1945 Junto con Gustavo Saavedra y Juan Martínez diseña la Biblioteca Central, encargándose de los muros del edificio realizando unos muros- mosaico.

Se aleja del funcionalismo porque cree que se ha desvirtuado y convertido en un instrumento de explotación de capitalismo desviándose de los anhelos populares.

  • Plantea una nueva teoría orgánica de la arquitectura, relación entre arquitectura y paisaje (pionero en la arquitectura medioambiental). Después de construir su casa se dedica al mundo de la pintura.
  • La propia crítica que hace a la evolución del funcionalismo que para él se había desvirtuado de sus términos originales, considerándolo como una “ingeniería de edificios” que prescinde y excluye la integración del arte, la expresión de “lo racional” y “lo regional” y se aparta del entorno físico en donde se produce, además de servir de símbolo y explotación del capitalismo y desviación de los anhelos populares.

Las Casas Gemelas (1930-1932) O’ Gorman no se sometió a la “moda” del momento, tendencias “neo” experimentos tras una dura revolución de más de treinta años y con una finalidad clara, modernizar al país en un marco de tradiciones. Neocolonial, neoprehispánicas, neoclásico- californiano… lenguajes lejanos a su planteamiento arquitectónico. O’Gorman sólo se basa en un análisis muy riguroso de las necesidades de sus clientes y de las exigencias que la tecnología podía sugerirle llegar a una forma geométrica. El solar, donde se construyen las casas gemelas, era propiedad de Juan O’Gorman, que compró dos canchas de tenis una vez finalizada su carrera, aprovechando las continuas desamortizaciones de la zona. Construyó en uno de los lotes- parcelas, la casa de su padre y le ofreció la otra a Diego Rivera. La Colonia Altavista (San Ángel) está en la actualidad dentro de la ciudad de México, pero al igual que Coyoacán, en los años ’30 aún era una zona periférica con entidad propia. Sólo les rodeaba el Hotel Altavista, la casa de los señores O’Gorman, campos de golf y una zona despoblada por donde se entraba al camino que llevaba al convento del Desierto de los Leones. El arquitecto diseñó una cerca de cactus, como una banda orgánica, que separaba las casas de los alrededores. Éste es el primer elemento fruto de la tradición mexicana que encontramos. El conjunto arquitectónico está formado por tres volúmenes implantados simbólica y estratégicamente en la parcela. Cada volumen es una “máquina” que funciona con vida propia. Los volúmenes de las casas son abstractos y en sus proporciones nos trasladan a la tradición mexicana. Al igual que en las viviendas tradicionales los muros perimetrales no suben más allá de la cubierta, en esto no se parece a Le Corbusier. Es un proyecto muy preciso, ideado por una persona sensible y muy atenta, convirtiendo el proyecto en una máquina para que habitaran dos genios del siglo XX, Frida y Diego. La unión entre la universalidad y la tradición. Paralelepípedos muy simples de planta casi cuadrada. La apariencia de estas casas es industrial, sencilla, funcional casi minimalista; antagónica con las tendencias del gobierno porfirista. Asume los postulados de Le Corbusier- construcción elevada del suelo, fachadas libres, espacio interior sin compartimentaciones, azoteas habitables… pero va más allá. Cada vivienda funciona con vida propia. Tiene su propia entrada, incluso para el coche. Las dos casas estaban unidas por un puente en la azotea. La barandilla metálica (podría decirse que tomada de una fábrica) lía las dos casas y las ata en este puente. “ Las dos casas de los Rivera, así como el puente que la unía, representaba la extraña relación de independencia e interdependencia que los caracterizaba. Ambas viviendas le pertenecían a Diego. Sin embargo cuando Frida se enojaba con él, disponía de la posibilidad de cerrar la puerta que limitaba el puente de su lado”, se cuenta en Frida Kahlo, una biografía. El guanajuatense produjo en la casa de San Ángel la mayor parte de su obra de caballete. Para Frida los primeros años no fueron muy prolíferos pues se dedicó a decorar las casas. Sin embargo queda un cuadro interesantísimo del primer año: Ojo avisor. Esta obra interpretada por Blanca Garduño, “Diego tuvo un desliz con la hermana de Frida, Cristina, en 1934, entonces la artista representó las dos casas, la muerte, una botella que llora, una niña, un camino y un barco.” Desde 1941 fueron fugaces las visitas de Frida a las casas. Ella sabía que las modelos estabn y le resultaría incómodo. Tuvo una vida intensa en este lugar, quizá le incomodó el propio edificio por su propia enfermedad y O’Gorman no previó hasta dónde llegaría su padecimiento (era difícil saberlo, pero la torpeza nos llega a todos, sin embargo vivir en estas casas es tan apasionante que merece la pena recorrerla). En la casa no faltaron escándalos. Es curioso pero hay mucho misterio, pocos hablan de San Ángel, ¿por qué esa amnesia de los artistas en las biografías, acerca de las casas? El Sol El estudio-casa de Diego es rosa y predomina en tamaño (cuatro alturas) y situación (la esquina). Enfrente está el acceso a la que fue la Hacienda Altavista hasta los años ’10. El nuevo uso de la Hacienda, hotel y restauran le resultaba favorable, ya que muchos políticos y clientes potenciales se reunían allí (Diego Rivera siempre se hizo notar, como pintor, como comunista… tenía que dominar la parcela). ¿Antropometría o muralmetría? Aunque el programa recogía el doble uso de vivienda y estudio, se advierte, especialmente en la de Diego que es pintor antes que persona, mejor dicho, pintor con una vida personal diferente. Es grande y espacioso, 250 m2:

  • Dos niveles dedicados a estudio. Un gran espacio de trabajo más espacios menores ligados al mismo. Las áreas de vivienda se reducen al mínimo antropométrico. El espacio dedicado a estudio inunda la casa.

El formato de trabajo de Diego era grande tanto en la pintura de caballete como en los bocetos para los murales: necesitaba una superficie de trabajo mayor que Frida, que además tenía que pintar sentada por lo general, con lo que no requería de una espacio para deambular mientras trabajaba.

  • La estructura se deja deliberadamente burda, con unos recubrimientos que casi desaparecen sin que, tal vez a favor de los deseos inconscientes del autor, dejen de contar con valores ópticos evidentes. Énfasis en las propiedades higiénicas de los espacios, economía en las especificaciones.

En la planta primera aparecería el espacio propiamente público, con un primer acceso desde la escalera helicoidal y también estancia. Diego cuando tenía tiempo comía en este estar. La iluminación en este primer gran espacio diáfano es muy agradable y moderada ya que el voladizo del estudio la matiza constantemente. En este lugar se describe Frida presidiendo la mesa, vestida con sus galas de Tehuana, en reuniones de ambiente bohemio. Flores y frutas y loza de barro adornaban el ambiente. Alguien dijo que “ Frida convertía la mesa en una naturaleza muerta para Diego todos los días”. Una máquina que busca la luz Es la aparición en México del concepto de fenestración horizontal, alternada con ventanas puntuales aisladas: O’Gorman en las Casas gemelas hace un auténtico estudio analítico de la apertura de huecos: cada ventana tiene la orientación y el tamaño adecuado por el uso que tiene el espacio donde se ubica. En el concurso internacional para el Palacio de la Naciones en Ginebra, Suiza Le Corbusier recibió una noticia amarga, los ganadores fueron los academicistas Nenot, Vago, Lefebeure y Broggi:

El proyecto más original e inteligente, por no haberse olvidado del paisaje es el de los arquitectos franceses Le Corbusier y Jeanneret. Es el más original por haber esquivado esa peligrosa fachada monumental donde todos se hundieron… el reproche que se le hace es el abuso de la ventana; el hacer que se convierta en pura ventana toda una fachada. (Excélsior   16 de Octubre de 1927)

Las puertas del inmenso estudio invitan a adentrarse a través de las curvas de la escalera que trazó O’Gorman y descubrir en el cuarto de entrada un bastón de Apizaco, un sombrero, que fueron del maestro. De ahí se pasa a la zona de trabajo, un amplio e iluminado estudio de techo alto donde “trabajaba, entretenía a sus invitados, vendía cuadros y comía”, relata Herrera. Era relativamente pública. Está proyectada con una exactitud asombrosa. Todas las ventanas responden a módulos de 40×60 y 70×60 para la iluminación de los estudios. El estudio para Diego está en las plantas segunda y tercera, con un acceso desde la escalera independiente. Una superficie de ochenta metros cuadrados. La búsqueda de luz se hace evidente con el gran ventanal del estudio en el área de trabajo, doble altura, girado intencionadamente hacia el Norte, obteniendo así una luz difusa que permite una iluminación que no altera los colores (96 módulos de vidrio de 70×60 (un muro cortina en el México en1931). Estos ventanales eran completos, de esquina a esquina y de suelo a techo, y se podían plegar totalmente hacia el vacío. Desde aquí Diego se apoderaría visualmente del paisaje de la Hacienda Altavista, que se confundiría con la vegetación original, eucaliptos, jacarandas y buganvillas, que refrescarían además toda la parcela de los artistas. Esta iluminación se completaría con la luz indirecta obtenida cenitalmente a través de las ventanas en diente de sierra (toma esta solución de las fábricas que conseguían grandes luces con soluciones muy sinceras estructuralmente): tres ventanales en la cubierta, inteligentemente ubicados y que captan la luz para deslizarla suavemente al interior del estudio. (12 módulos de vidrio de 70×60).  Está muy controlada con los parteluces de las losas superiores. O’Gorman se adelanta a Le Corbusier en el uso de parasoles. La doble altura se comprime en un espacio de escala mucho menor: unos veinticinco metros cuadrados en un solo nivel y con una iluminación a 1.5m del piso de forjado. Ventanas a Norte, Este y Sur (huecos horizontales como sistema de iluminación idóneo en este sistema constructivo – hormigón armado) que iluminarían casi de manera indirecta esta zona donde almacenaría el material de trabajo y área de descanso.

  • 10 módulos de vidrio de 40×60 a Norte y a Sur.
  • 14 módulos de vidrio de 40×60 a Este.   En este hueco se produce además una comunicación visual entre las dos viviendas.

El resto del programa responde a un núcleo desde la planta de acceso hasta la azotea. Este núcleo ata el conjunto en vertical y en horizontal, conecta con la pieza de Frida.

  • En este núcleo aparecen los cuartos húmedos, en primera y segunda planta y almacenes en acceso y tercera planta.
  • Los cuartos húmedos orientados a Sur. Los vientos predominantes de México van de Norte a Sur siendo esta la mejor disposición de dichos cuartos. Los Muros en este núcleo se convierten en armarios e incluso aparece un lavamanos.

La luna La casa-estudio de Frida Kahlo es azul, como su casa familiar de Coyoacán, consta de tres pisos, igual tenía su estudio, pero más pequeña (tres pisos), discreta y sumisa. Está al lado de la de Diego. Es más pequeña e íntima: ciento diez metros cuadrados. A ella le gustaba la idea de vivir en casas separadas “Yo podré trabajar y él también”, le dijo a su amiga Lucienne Bloch, hija del compositor Ernest Bloch. En el libro Frida: una biografía, de Hayden Herrera, la escritora cita a Ella Wolfe que dijo: “ Diego quería dos casas porque le parecía, desde el punto de vista bohemio una idea interesante o llamativa”. Sin embargo Frida siempre regresó a la Casa Azul de Coyoacán. Estaba muy unida a su padre, Guillermo Kahlo, de ahí lo ligado que está su estudio y el taller de fotografía del conjunto que estaba destinado a su padre. Surge un pequeño volumen de sólo una altura, un cuarto que sería el taller fotográfico de Guillermo Kahlo, padre de Frida, pero que jamás llegó a usar. El núcleo de funcionamiento está resuelto con mucha precisión y con todo lo necesario para los quehaceres de una “mujer” (a pesar de la mentalidad liberal de Frida no dejó de asumir la parte de esposa del hogar…), en planta baja un lavadero, un aseo y un pequeño almacén. En la planta primera una cocina. En la planta segunda un baño completo. Dos alcobas o recámaras completan el programa. Escaleras y puente. Las casas están unidas por un puente en la parte superior, en la azotea transitable. Ésta ocupa toda la planta de la vivienda de Frida y sólo el volumen de transición de Diego. El acceso a la misma se produce de manera distinta en ambos casos:

  • Diego accedería directamente desde la vivienda, la escalera de un solo tramo le llevaría a la cota de azotea, interiormente. No tendría salida desde el estudio sino a través de lo que es el núcleo de comunicaciones.
  • Frida tendría que llegar a la cota de azotea a través de la escalera adosada al muro Norte, que tiene salida desde el estudio.

Las escaleras jerarquizan la privacidad, por un lado y el contacto visual de los artistas por otro. Especial plasticidad tiene la escalera de acceso al estudio de Diego. La utilización de elementos curvos es de la influencia europea, Gropius, Le Corbusier y Oud. O’Gorman se apropia de ello desde su primera obra y podría decirse que en México lo trasmite siendo éste signo del lenguaje de la época. En el puente se vuelca toda la carga simbólica de las viviendas. Nos habla de la propia relación entre Frida y Diego: Es un acto amoroso. La dimensión de esta conexión provoca al atravesar este puente una sensación de riesgo, la relación entre Frida y Diego era así, les llenaba totalmente pero a la vez les destruía. Independencia e interdependencia. Espacios exteriores La vivienda está resuelta como una de esas fábricas maravillosas que encontramos por el Periférico (la M-30 de México D.F.), sin embargo los vecinos de las casas en 1932 jamás habían visto parecido, la Hacienda Altavista, aunque por esas fechas ya estaba desamortizada presentaban un lenguaje y un aspecto muy diferente. “… Aplicando el sistema de construcción de concreto armado en el edificio su apariencia era extraña. En México no se había hecho una casa puramente funcional. El mínimo gasto había sido la base teórica para realizar esta casa de tres recámaras, garaje y terraza cubierta en planta baja y por último una escalera helicoidal que daba acceso al estudio en planta alta” La relación entre volúmenes genera espacios exteriores muy interesantes , nada privados, algo muy sincero como lo son los espacios coloniales mexicanos llenos de belleza. Sin embargo no llegan a ser espacios públicos, con lo que están carentes de la hermosura de los espacios abiertos privados de las haciendas y viviendas mexicanas. Funcionamiento También siguiendo la tradición mexicana desaparece la ornamentación. El funcionalismo le daba una expresión plástica a todos los elementos de la obra sin dejar nada oculto. Muestra de esto son las instalaciones de la casa:

  • Por doquier aparecen notorios tubos (destacados además al pintarse en rojo) para el desagüe de la lluvia o la eliminación de desechos (es sensacional que tuviera en cuenta estos detalles de instalaciones ya que en el país se comenzaban a ejecutar las redes de saneamiento público: no había banquetas- aceras y las calles eran de tierra; una de las consecuencias de la Revolución es la Sanidad y la Educación, comenzando por la urbanización de las calles por un lado y las escuelas rurales por otro).
  • Los tinacos- depósitos metálicos para almacenar el agua – y los depósitos de basura están a la vista.

En techos y paredes se extienden los cables eléctricos que terminan en focos de luz desnudos. En ningún momento esconde con falsos techos la construcción del edificio. La estructura es muy clara; una retícula de pilares.

  • La vivienda de Diego con una modulación algo mayor: 4×4 pórticos de 4×3 metros, (se estira de esta manera la fachada Norte).
  • Un espacio general de planta cuadrada con estructura reforzada en los cuartos a Sur, los cuartos húmedos, que atan los pórticos, y un espacio auxiliar en el lado Este que conecta con la pieza de Frida.
  • La vivienda de Frida cuenta con una retícula menos audaz, más intima de 3×3 pórticos de 2.80 x2.80 metros.
  • El espacio de estudio se traslada a la mitad Este de la planta cuadrada, ocupándose la otra mitad con los cuartos húmedos: cocina y baño, más la alcoba.

El edificio tenía que ser sincero y así, además, se ahorraba material con lo que los tabiques se podían reducir hasta 5cm, cumpliendo con su función de divisor espacial. El color. La paredes son absolutamente lisas y de colores tomados de la vida de México ( si uno quiere llamar poderosamente la atención paseando por el zócalo de Ciudad de México debe vestirse de blanco, las tiendas, los tianguis- puestos de la calle, la comida, la vida en general está llena de color.

  • Diego nació y vivió su infancia en Guanajuato donde todo se cubre de colores prestados de la naturaleza: buganvillas, jacarandas… Su casa guanajuatense fue rosa y ese fue el color de la casa- estudio.
  •  Frida nació y siempre estuvo ligada a su casa Azul en Coyoacán (actual Museo de Frida Kahlo). En esa casa se alojó Trotski y su esposa Natalia en 1937.
  • Frida nunca se sintió demasiado unida a la casa- estudio de San Ángel pues todo aquello que le daba seguridad estaba en la casa Azul. Además tras la muerte de su madre también comenzó a deteriorarse su salud y O’Gorman no había contado con ello. La “Luna” le resultaba incómoda.
  • La combinación de estos colores se encuentra fácilmente en México: pulquerías, cantinas, tianguis… No existe ningún significado oculto de niño- azul, niña- rosa y con ello algún doble sentido en lo que a la relación sentimental de los pintores.
  • Finalmente O’Gorman logró plasmar en la obra con los pocos elementos funcionalistas la fuerte personalidad de Diego y la fragilidad de Frida enmarcadas por el complicado vínculo que los unía.

No crea ambientes con el color, (Chucho Reyes y Luis Barragán si lo harán más tarde) con lo que pierde una de las funciones del color que tan poco se utiliza, ¿no será que no sabemos utilizarlo? ¿ no nos curamos en salud blanqueando nuestros espacios? ¿Qué supusieron estas viviendas para la opinión pública? La estética del pasado quedó totalmente aniquilada y de golpe. Todavía hoy al visitar estas casas no sólo se siente que se está ante las primeras casa modernas de México sino que son las más modernas del entorno. Una parte importante de la vida cultural del México de la primera mitad del siglo XX tendrá como escenario estas casas. Era la “Meca” de la intelectualidad internacional. Escritores, pintores, músicos, actores, refugiados, militantes políticos y gente con suficiente dinero para gastarlo en el Arte (Todo este ambiente lo encontramos maravillosamente descrito en la novela “Los años con Laura Díaz” – Carlos Fuentes); en los años treinta y cuarenta pasaron por la csa de Diego André Bretón, León Trotsky, John Dos Passos, Waldo Frank, Manuel Álvarez Bravo, Chavela Vargas, Luis Barragán, María Félix, Dolores del Río y Lázaro Cárdenas, entre otros muchos pasaron por allí. Los propios dueños tenían una doble realidad: totalmente vanguardistas (cubismo, muralismo propagandístico, surrealismo…) pero cien por cien mexicanos. Fue tan grande el impacto, que se desarrollaron las pláticas de 1934- un congreso- en que se debatió el futuro de la arquitectura, el discurso del ingeniero civil, que recogía la opinión de muchos: “El funcionalismo animal arquitectónico ha llegado ya a la meta de construir edificios desprovistos no sólo de belleza, sino aún de algo parecido a una simple preocupación remota por lo bello.   La escuela primaria de la Colonia industrial y sobre todo la casa- estudio de Diego Rivera en la Colonia Altavista, obras del arquitecto O’Gorman, son ejemplo de una arquitectura de funcionalismo peristáltico, que queriendo aparecer sincero, no expresa más que pauperismo y miente alardeando y subrayando su fealdad” “Conocí la casa de nuestro gran Diego por curiosidad. La hijita de un amigo mío, al pasar en su coche por la plazoleta que circunda el Hotel y restauran San Ángel Inn, preguntó con asombro si aquello era cosa del diablo… y bueno diferencia va de Diego al diablo. Se trata de dos cajas boca abajo, montadas en zancos, y ligadas entre si por un puente esquemático que no llena la función de preservar de la intemperie a los que pasan de una caja a otra. El colorido en las fachadas es francamente popular. Un surcado de órganos completó y enmarcó el conjunto. No entra en mis intenciones zaherir al autor, lo declaro con franqueza, sino atacar la tendencia” La polémica encontró diversas causas: se trataba de la casa del “comunista”; era la obra de un arquitecto reciente, 26 años, y además las normativas prohibían en este tipo de barrios, coloniales, el “estilo modernista”. (NOTA 3) También tuvo su crítica desde el punto de vista moral: “ Las teorías arquitectónicas (de Rivera) se basan en el concepto mormónico de vida, es decir ¡en correlaciones objetivas y subjetivas entre la casa grande y la casa chica!” . En una relación como la de Frida y Diego esto sería cotidiano ya que ambos conocían sus infidelidades y las aceptaban con un límite (casa grande- casa chica). Es más podría haberse dado en este caso la casa chica para la mujer… quizá por esto el escándalo… Contexto socio-cultural. La Revolución mexicana trajo cambios en el pensamiento y con ello del arte y de la Arquitectura.

  • La meta única de la arquitectura es buscar y provocar el bienestar de la comunidad.
  • Lo avances tecnológicos no debían olvidar una prioridad que es el espíritu humano.
  • Respeto hacia la tradición, reflejo de la identidad del hombre, sus raíces y su origen: Por esto haremos cantar al agua como los árabes, obedecemos al sol y la luna como los mayas, hablaremos con la lluvia y con el viento…

Lejos de entrar en debates políticos, un punto de partida muy importante es el de resolver primero la salud, la vivienda, la educación y dejar la representatividad como algo a resolver al menos paralelamente. En este campo Juan O’Gorman se compromete muchísimo realizando unas escuelas de secundarias fantásticas: lógica + economía + rapidez construcción. Las casas gemelas no son fruto de la casualidad ni del hojear una publicación de arquitectura, son fruto de un montón de condicionantes que rodean la vida personal y profesional de todo este grupo de artistas, autor y propietarios: El regreso de Diego Rivera a México. Tras una prolongada estancia, Diego regresa de Europa con ansias de su país. Aprovecha el ambiente de re-orientación artística que se da en el vasconcelismo para cambiar de línea expresiva. Rápidamente se incorpora al movimiento: Pro Arte Mexicano comprometiéndose a una investigación sobre el arte pasado mexicano.

  • Cuando Juan O’Gorman le invita a conocer la casa- estudio que realizó para su padre Diego descubre que la Teoría del Funcionalismo más científico es una obra de Arte.

Diego regresa con la idea de desarrollarse por medio de los murales que tanto ha visto en Italia y que muy bien intuye fueron medio de expresión de las culturas mesoamericanas ( en 1947 se descubren las ruinas de Bonampak con sus murales mágicos). Diego reinventa en sus murales la vida del México precolombino. Se cpnvierte en muralista que requiere de unos espacios de trabajo muy concretos no sólo de luz, el temple necesita de una luz uniforme; sino de escala. El uso del hormigón en México. En el año 1902 el contralmirante Ángel Ortiz Monasterio introduce localmente el sistema del Beton Armé (Hormigón armado) en un sistema de cimentación por pilotaje en el difícil subsuelo mexicano. En 1912 La Tolteca (1ª fábrica de cemento) se convierte en una industria muy rentable, se interrumpe este proceso con la lucha de la Revolución. … el funcionalismo es la Arquitectura en que no se desprecia ni un metro cuadrado, ni el valor de un peso ni un rayo de sol. México, Junio de 1934. En Diciembre de 1924 aparecen las bases para un concurso en que se proponía analizar los usos del hormigón; O’Gorman una vez más da muestras de valentía con el uso doméstico del Hormigón armado. La presencia de la arquitectura moderna en México Desde comienzos de siglo se produce en México un debate teórico sobre la renovación de la plástica arquitectónica y la supuesta identidad nacional. A juzgar por el material hemerográfico que puede encontrarse en México, no hubo una total apertura a las ideologías extranjeras . Los edificios modernos que se conocieron fueron por medio de las revistas Cemento, Tolteca y los periódicos: Excélsior y El Universal:

  • De extraordinario impacto serían las viviendas holandesas para la colonia de obreros realizadas por J.J.P.Oud en Rótterdam de 1927. (¿ No estamos definiendo la arquitectura tradicional mexicana? ¿ No responde a esto la Casa Azul, en Coyoacán, donde Frida Kahlo vivió y nació como pintora? : El conjunto arquitectónico de viviendas – estudio supera en resultados y volumétricamente cualquier ejemplo anterior).
  • Encontramos que la información que llega repite los remates en esquina curvados. Esto será un elemento muy característico de la arquitectura de México desde los ’30 a los ’50. O’Gorman utilizará siempre algún elemento curvo en su obra. Una escalera con una carga simbólica importante: la espiral, las culturas prehispánicas, Diego, su egocentrismo bohemio…

La presencia de Le Corbusier en México Entre 1920 y 1921 el arquitecto y pintor Charles Edouard Jeanneret publica en la revista L’ Espirit Nouveau una serie de artículos bajo el seudónimo de “ Le Corbusier- Saugnier” exponiendo su afiliación a los principios funcionalistas y su exaltación del concepto de estética de la máquina (utilizado por Tatlin desde 1913)… Vers une Architecture. Esta información llega a México en 1924, tienen especial acogida en un grupo reducido de la Escuela San Carlos, en especial: Juan Legarreta, Juan O’Gorman y Alvaro Aburto; lo aplicaron dentro del Plan de la Revolución .

  • La arquitectura indígena, la colonial o la arquitectura vernácula de cualquier parte del mundo es hermosa y sobre todo resuelve el problema de la vida comunitaria.
  • El aislamiento fue beneficioso para la arquitectura mexicana ya que el Movimiento Internacional se dejó de interpretar y se aplicó directamente fuera el país que fuera, y por ello la climatología, la herencia arquitectónica y la idiosincrasia: esto es un error muy grande a mi juicio.

 ¿Qué fue de estas casas? O’Gorman se enfrentó a toda una sociedad ya que estaba convencido pero el enfrentamiento fue escandaloso: un espíritu de cambio y mejora constante: una aportación excelente. Frida se trasladó definitivamente a la casa de su padre en Coyoacán a partir de la década de los ’40. Al fallecer Diego en 1957 las casas fueron ocupadas por sus hijas quienes las adaptaron a sus propias necesidades: las casas admitieron las reformas perfectamente. Los espacios que eran totalmente diáfanos se fragmentaron temporalmente. El Gobierno mexicano las compró en 1981 pasando al INBA. Desde mediados de los ’80 está dedicado a La Casa Museo Estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo. En la búsqueda de un México mejor que siguiera siendo México, O’Gorman da una respuesta cargada de: valor y calidad espiritual, valor lógico, social, estético, urbano, tecnológico y económico. Cada rincón del México de estos años nos habla de un país vivo, con ganas de crecer. Las viviendas para el Sol y la Luna son la mejor prueba de ello. Madrid, 01 de septiembre de 2002. casasgemelas_Page_01casasgemelas_Page_02 casasgemelas_Page_03 casasgemelas_Page_04 casasgemelas_Page_05 casasgemelas_Page_06 casasgemelas_Page_07 casasgemelas_Page_08 casasgemelas_Page_09 casasgemelas_Page_10 casasgemelas_Page_11 casasgemelas_Page_12 casasgemelas_Page_14 casasgemelas_Page_13 casasgemelas_Page_15 casasgemelas_Page_16 casasgemelas_Page_17 casasgemelas_Page_18 casasgemelas_Page_19 casasgemelas_Page_20 casasgemelas_Page_21 casasgemelas_Page_22 casasgemelas_Page_23 casasgemelas_Page_24 casasgemelas_Page_25casasgemelas_Page_40 casasgemelas_Page_39casasgemelas_Page_38 casasgemelas_Page_29 casasgemelas_Page_30 casasgemelas_Page_37casasgemelas_Page_36 casasgemelas_Page_35 casasgemelas_Page_34 casasgemelas_Page_33 casasgemelas_Page_32 casasgemelas_Page_31casasgemelas_Page_28 casasgemelas_Page_27casasgemelas_Page_26 NOTAS

  1. Fueron declarados Monumento artístico el 25 de Marzo de 1995 por ser considerado elemento de Identidad y Unidad del pueblo mexicano. Los edificios colindantes también están protegidos como por ejemplo la antigua Hacienda Altavista.
  2. Paralelamente Se estaba terminando el Palacio de Bellas Artes (finalizado en 1934), un edificio muy interesante en su programa: teatro- auditorio, restaurante y sala de exposiciones, rentable económicamente todo el año. Resuelto con estructura metálica pero con un revestimiento de piedra y recargado de ornamentación historicista e italianizante.
  3. La respuesta de Juan O’Gorman en las Pláticas de 1934 es un ejemplo de vitalidad y de juventud emprendedora, una postura de un arquitecto comprometido con la sociedad y alejado de la política. Un revolucionario luchador que no un rebelde sin lucha.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: