I was there, Charles Correa

50-Year-of-Architecture

El 7 de julio de 1996 el periódico El País daba unas notas acerca de la clausura del XIX Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) organizado en Barcelona: Presente y futuros: Arquitecturas en las ciudades con la siguiente noticia:

La arquitectura humana, social y política desborda el final del congreso de la UIA. [1]

“¡Venceremos!”. Wolf Prix cerró ayer los debates centrales del XIX Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) con esta pintada vista en La Habana. “Venceremos”, repitió Ignasi de Solà-Morales, ponente general, al agradecer el entusiasmo de las 4.000 personas que siguieron en el Palau Sant Jordi, de Barcelona, las 15 ponencias en tomo al tema propuesto: Presente y futuros: Arquitecturas en las ciudades. La necesidad de una arquitectura humana, social y política, con un llamamiento sobre la situación crítica del Tercer Mundo y el despilfarro de recursos.

Charles Correa (1930-2015) inició la sesión y con él la “Mano Abierta” lecorbusierana de la solidaridad resurgió del olvido. El arquitecto hindú expuso su manera de entender el problema del Habitar[i], recordándonos los muchos ejemplos de arquitectura sin arquitectos que había en el llamado entonces Tercer Mundo y donde se desarrollaba la mayoría de la arquitectura no en Europa o en Estados Unidos como el Congreso había pretendido demostrar y en donde- en clara alusión a la India- los usuarios configuran sus casas con dos espacios, uno cerrado al cielo donde duermen de noche y otro abierto al cielo donde cocinan, hablan con sus amigos y los niños juegan de día. Con estos mismos criterios Correa había iniciado se carrera profesional en la India- tras realizar sus estudio en Londres- con sus proyectos más comprometidos: “Tube Housing” (Ahmedabad 1961-62 y “Kanchanjunga Apartments” (Mumbay, 1970-83)

La Arquitectura de Emergencia tiene una cualidad de conveniencia política y social que requiere de grandes esfuerzos para evitar la frivolidad del acercamiento a este tema sensible. Se requiere de un cambio de actitud frente al proyecto habitual para fomentar el descubrimiento de oportunidades derivadas de una situación que podría bautizarse como “Emergencia creativa”. Se toman -como punto de partida las siguientes reflexiones que se realizan con la entrada en el circuito de la modernidad de países “periféricos”:

El anterior fragmento de la nota emitida por el El País terminaba haciendo una llamada a la reflexión en torno al Tercer Mundo y que Charles Correa detallaba en el caso más cercano a su actividad profesional, el de la India; sin embargo, no debe pasarse por alto tampoco esa alerta que Wolf Prix hacía sobre el despilfarro de los recursos en el aparentemente próspero ciclo económico que sobreviene en los 90 y que hoy adquiere mayor sentido en el contexto económico que vivimos- en cierta manera, lo que Llàtzer Moix define como Arquitectura Milagrosa que dotó a la misma de cualidades curativas de la ciudad (para ponerlas en el mapa económico y político pero que sin embargo no tuvieron en cuenta las necesidades reales cuando éste debería ser nuestro compromiso primero, por ello la sociedad pierda la confianza en esta profesión nuestra.

Continúo con la nota publicada por El País:

La llegada inesperada al congreso, dudosa por, su avanzada edad, de Ralph Erskine, premio Pritzker, fue un alegato en favor de los desfavorecidos.

“Los arquitectos nos hemos visto atrapados por las necesidades de las clases medias y altas y tenemos que implicarnos en las necesidades reales de los necesitados, con una arquitectura funcional y bella”.

Hizo un llamamiento a los jóvenes para que participen en el destino de la humanidad.

[1] UIA 1996, Barcelona. Participantes en el Debate 07. Charles Correa, Ricardo Legorreta, Richard Rogers y Ralph Erskine.

[i] En un marco mayor nos englobamos en una corriente de pensamiento que tiene su institucionalización más visible en el Programa Habitat y en las Conferencias de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos y en una escala muy pequeña y difusa en las miles de Organizaciones no Gubernamentales y en los voluntarios arquitectos, ingenieros, o simplemente voluntarios que día a día son capaces de intentar imaginar soluciones nuevas a los problemas de los asentamientos de emergencia. “ ONU-Hábitat, la agencia de Naciones Unidas dedicada a promover el desarrollo urbano, ha lanzado una campaña mundial para promover las ideas novedosas que contribuyan a crear ciudades sostenibles. La campaña, llamada ‘I’m a City Changer’ fue lanzada por el secretario general de ONU-Hábitat, Joan Clos, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20. La iniciativa incluye anuncios en televisión, radio, revistas y cine, además de “acciones virales” para movilizar a los ciudadanos, según un comunicado. “Las ciudades son oportunidades para enfrentar los desafíos globales. Necesitamos demostrar que el cambio es posible mediante el ingenio, la creatividad y la audacia de la gente y de los tomadores de decisiones. El objetivo es catalizar acciones positivas que hayan causado impacto en la calidad de vida de las personas en las regiones urbanas, en aspectos como salud, seguridad, inclusión social, planificación urbana y cuidado por la naturaleza.” —   El Mundo, 19 de junio de 2012

You can visit:

Exhibition Review: Charles Correa at the RIBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: